Compartiendo
lo aprendido

A diciembre de 2021, el Proyecto Nicaragua Rural sumó más de 19.894 personas participantes en intervenciones SABC y 23.531 personas con acceso sostenible a agua, saneamiento e higiene. Se fortalecieron instituciones y proveedores locales de bienes y servicios ASH, así como líderes o Agentes de Cambio.

En la actualidad, nuestras comunidades cuentan con herramientas de SABC que nos permiten fomentar la sostenibilidad de los comportamientos abordados durante la implementación del proyecto.

A continuación, te presentamos las lecciones aprendidas durante la ejecución de esta iniciativa:

Es importante definir estrategias y campañas de mercado con el fin de favorecer la demanda de productos y servicios ASH.

Son eficaces los esfuerzos por coordinar y convocar a distintos actores del sector ASH como empresas privadas (micro financieras, ferreterías y casas comerciales), instituciones públicas y ONGs, ya que permiten alianzas estratégicas para reforzar el mercado de productos y obras de infraestructura de agua, saneamiento e higiene.

Los procesos de fortalecimiento de gestión comunitaria, dirigido a los comités de agua potable y saneamiento, permitieron reforzar las capacidades de administración, operación y mantenimiento de los sistemas de agua ya construidos, así como ordenar controles administrativos

La participación de miembros del equipo socio implementador en eventos como Lab for Change, contribuye a fortalecer y ampliar sus conocimientos respecto al cambio de comportamiento (conceptos, prácticas y acciones a implementar), asegurando la sostenibilidad de los proyectos.

Es necesario involucrar a los actores institucionales articulados al proyecto con el objetivo de garantizar la sostenibilidad de los mismos.

Es oportuno realizar reuniones periódicas y de acompañamiento con las entidades gubernamentales para llegar a acuerdos de participación en la implementación del proyecto, resolver conflictos internos de los comunitarios y establecer mayor presencia del facilitador en las comunidades.

Las instituciones proveedoras de servicios financieros requieren un alto apoyo para posicionar sus productos, por ende, se creó conjuntamente con la caja rural y Fundenuse una sub-campaña y logo sombrilla del producto financiero.

Las alianzas público privadas son la clave para desarrollar estrategias que permitan alcanzar a todas las poblaciones sujetas a crédito, es así como la creación de la estrategia rural ha sido la pauta para el lanzamiento del mecanismo váucher.

El fortalecimiento de las capacidades locales es un elemento transversal en el marco del proyecto, ya que asegurará su sostenibilidad  y la de las tecnologías implementadas en el largo plazo.

Las encuestas de Nicaragua aportaron insumos importantes para desarrollar el proyecto Sprokler a nivel de programa en Latinoamérica

Si quieres descubrir otros proyectos de Lazos de Agua y sus lineas de 
tiempo visítalas aquí:

En Guatemala

En Paraguay

Sigamos descubriendo esta historia

Somos Nicaragua

Uno + Uno   es
    más que dos

Con Arte nos apropiamos del cambio

Fortaleciendo la administración de nuestros recursos

Hallando oportunidades ante lo imprevisible

Compartiendo Lo Aprendido